Translate

lunes, 5 de diciembre de 2011

Siento morir



Y en ese momento le ves, le miras, y pasas cerca y te roza con el brazo. Nadie más lo ve, pero tu carne está de gallina y estás a punto de sonreír como una verdadera gilipollas. Pero al pasar y reconocer su olor te vuelves loca del todo, y al darte la vuelta para decir algo sólo se te ocurre un “encantado de haber coincidido contigo en esta vida”, al tiempo que tu corazón lucha por salirse de de tu pecho y tiemblas tanto que en cualquier segundo caerás rendido a sus pies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario